La posibilidad de que EE.UU. y la Unión Europea busquen la eliminación bilateral de los aranceles a los automóviles impulsó al alza las acciones de los fabricantes de automóviles alemanes esta semana. Es fácil entender por qué al mirar las cifras de ventas en ambos lados del Atlántico: BMW AG y los modelos Mercedes-Benzde Daimler AG dominan entre los vehículos que se envían de un lado a otro.

Cinco de los seis principales vehículos que se enviarán este año desde las plantas automotrices en EE.UU. y serán comprados por consumidores en los países de la UE serán modelos alemanes, incluidos el vehículo utilitario deportivo (SUV, por sus siglas en inglés) BMW X3 ensamblado en Carolina del Sur y los SUV GLE de Mercedes ensamblados en Alabama, de acuerdo con LMC Automotive.

Se espera que los modelos de fabricación estadounidense de las tres grandes automotrices de Detroit – General Motors Co., Ford Motor Co. y Fiat Chrysler Automobiles NV– se sigan viendo con menos frecuencia en las carreteras europeas. El auto ensamblado en EE.UU. más vendido de una empresa estadounidense este año probablemente será el sedán Model S de Tesla Inc., de acuerdo con proyecciones de LMC.

El fabricante de automóviles ítalo-estadounidense de Detroit Fiat Chrysler dice que posee uno de los vehículos importados a EE.UU. desde la UE de mayor venta: el Jeep Renegade SUV. Pero esta lista también está dominada por BMW, Daimler y Volkswagen AG. Nueve de los 15 vehículos más vendidos en EE.UU. importados de la UE este año saldrán de las líneas de ensamblaje alemanas de las empresas, predice LMC.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here