El banco estadounidense Goldman Sachs añadió que una decadencia en la oferta del metal manejará a una subida de precios a finales de este año, prosiguiendo su perspectiva valida en el sector.
Jeffrey Currie, indicó que las posiciones en la alza del petróleo y del cobre deberían sostenerse, ya que las proyecciones de precios para ambos productos está muy por encima de los niveles actuales durante el segundo trimestre.
El índice de materias primas de Bloomberg, que mide el rendimiento de estos productos, retrocedió un 3,4% la semana pasada en la mayor caída desde julio, encabezada por descensos en el petróleo y el níquel.
La caída se encontró impulsada por un temor injustificado por una desaceleración en China, porque la demanda en el país continuó aumentando, según Goldman.
Goldaman Sachs evalúan que se han perdido 200,000 toneladas de producción por las paralizaciones en la mina Escondida de Chile, Cerro verde ubicado en Perú y Grasberg en Indonesia. En total, los tres yacimientos simbolizan un 13% del suministro global de cobre.
El mercado consume la sobreoferta del año pasado y, de esta manera, los precios del cobre podrían llegar a los US$ 6,200 dólares la tonelada métrica en los siguientes tres meses, informó Goldman. Por otro lado, los inventarios sobre los depósitos inscritos ante la LME han aumentado más de un 70% en este mes a 339,025 toneladas.
Actualmente los precios están en US$ 48 el barril de petróleo y US$ 5,700 la tonelada en cobre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here