El fabricante automotriz Nissan, reconoció que había falseado los resultados de los tests anticontaminación a través de métodos de control inapropiados en la mayoría de las fábricas instaladas en Japón.

Las mediciones relativas a las emisiones de gas y a las pruebas de economía de carburante no fueron efectuados según el protocolo establecido y los informes de inspección fueron basados en valores alterados, indicó Nissan en un comunicado.

Nissan, socio de Renault, no precisó en este documento el número de vehículos involucrados ni la duración, en meses o años, durante los cuales usaron estos métodos ilegales.

A petición de las autoridades, Nissan fue forzada desde septiembre a realizar inspecciones sobre la forma en que son o fueron controlados sus vehículos, después de reconocer que personas no certificadas habían firmado documentos de estas pruebas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here