La minera Escondida ubicada en Chile, continuara con su trabajo este fin de semana, después que sus trabajadores tomaron la decisión de expandir el contrato por un año y medio, lo que ocasiono una histórica huelga en el yacimiento mundial del cobre.
La asociación se refugió a una ley laboral para poder desactivar por ahora el conflicto, luego de que la minera comentara que no seguirá hablando con la compañía y anunciaría el plan operativo por el impacto de la movilización de 43 días en la producción y el retraso de proyectos claves.
Patricio Tapia, presidente del gremio, añadió “Con esta decisión, se fuerza un contrato colectivo por 18 meses contados a partir del 1 de febrero del 2017 y para iniciar una nueva negociación el 1 de julio del 2018”.
La asociación representa a un aproximado de 2,500 afiliados que se acogió específicamente al artículo 369 del Código del Trabajo, que extiende el contrato anterior por un año y medio, pero no con bono de término en negociación ni ajustes salariales a los trabajadores.
La decisión de la compañía fue poner fin a la huelga que golpeó a la economía chilena y puso presión alcista al precio internacional del cobre.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here